Los Niños Aprenden Jugando, No Aprenden Siendo Ensenados

¿Por qué los daneses dejan a sus hijos jugar con fuego y hachas, y montar en bici en medio del tráfico…? Este artículo de QUARTZ describe perfectamente nuestra filosofía del juego libre. En Galopín opinamos que el juego con riesgo es lo mejor para los niños, y parece que esa es la idea de los padres daneses también: “los niños aprenden jugando, no aprenden siendo enseñados.” En Dinamarca priman el juego libre sobre estudiar, y el apoyo sobre enseñar. Esta manera de desarrollarse de una forma independiente asegura la adquisición de habilidades esenciales para la vida: “Intentamos que el niño abrace el mundo adulto.”

En todo esto, la naturaleza tiene una contribución muy grande: los materiales usados en los parques daneses suelen ser naturales. El riesgo en el juego libre no es ningún problema; los daneses creen que lesionarse un poquito a veces es parte de la vida. Por ejemplo, levantarse después de caer les enseña a los niños valores como enfrentar retos diferentes, algo que será esencial en su vida adulta. El juego libre y con riesgo es una manera perfecta de preparar a los niños para la vida adulta. En vez de protegerlos del mundo real les enseñamos a abrazar los retos y peligros que encontrarán cada día de su vida.

Leer el articulo

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *